CANTO UNDÉCIMO

Hace dos días que era el primer domingo de noviembre

había tanta neblina que se podia cortar con cuchillo.

Los árboles estaban blancos de escarcha y las carreteras y la campiña

parecían cubiertas con sábanas. Luego salió el sol

y secó el universo y sólo las sombras

permanecieron mojadas.

 

Pinela el campesino ataba las vides

de las hileras con unas hierbas secas que le colgaban de las orejas.

En lo que él trabajaba le hablé de la ciudad,

de mi vida que había pasado como un relámpago

y que me daba miedo la muerte.

 

Entonces paró todos los ruidos que hacía con las manos

y sólo entonces se oyó un pajarito que cantaba a lo lejos.

Me dijo: ¿Por qué miedo? La muerte no es nada aburrida,

llega sólo una vez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TONINO GUERRA

LA MIEL

poema

TRADUCCIÓN DE STEFANO STRAZZABOSCO

EDICIONES SIN NOMBRE

MÉXICO, 2004

1a  edición 2004 en español