Of Mere Being

The palm at the end of the mind,

Beyond the last thought, rises

In the bronze decor.

A gold-feathered bird

Sings in the palm, without human meaning,

Without human feeling, a foreign song.

You know then that it is not the reason

That makes us happy or unhappy.

The bird sings. Its feathers shine.

The palm stands on the edge of space.

The wind moves slowly in the branches.

The bird’s fire-fangled feathers dangle down.

 

Del mero ser

La palmera al final de la mente,

pasado el último pensamiento, se eleva

en la decoración de bronce,

un pájaro de dorado plumaje

en la palmera canta, sin significado humano,

sin sentimiento humano, un extranjero son.

Sabes entonces que él no es la razón

que nos hace felices o infelices.

Canta el pájaro. Sus plumas brillan.

La palmera se alza al borde del espacio.

El viento pasa lento por las ramas.

El plumaje del pájaro, forjado a fuego, queda colgando.

Traducción Daniel Aguirre

Apenas el ser

La palmera al final de la mente,

más allá del último pensamiento, se yergue

en el broncíneo decorado.

Un ave de dorado plumaje

canta en la palmera, sin significado humano,

sin sentimiento humano, un canto foráneo.

Es ahí cuando sabes que no es la razón

la que nos hace felices o infelices.

El ave canta. Sus plumas brillan.

La palmera permanece al filo del espacio.

El viento se agita suavemente en el ramaje.

Penden las ígneas plumas del ave.

Versión de Gerardo Cárdenas

 

Wallace Stevens

Poemas Tardíos.

Ed, Lumen. Barcelona, 2010


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario