En un punto se detendrán todas las líneas,

y las cosas se hundirán allí como en un pozo,

pero en la desnudez, sin pozo alguno.

Como una mano sin pareja se hundirá el pensamiento

y los ojos abiertos se usarán para no ver.

 

Quien regrese de allí estará salvado

pero volver de allí será más lento que la muerte,

será como no haber existido,

como no ir a existir.

 

Por todos los puntos pasará sólo una línea.

Y por todos los ojos, si todavía hay ojos.

Y habrá un sólo pensamiento,

clavado como un dios en el vacío.

El santo y seña será

saber callarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. caballo

    Mmmmm… veo que, aún tímidamente, pero estás pasando al ataque…

    o quizá es solamente tu manera de recordarme que posees a juarroz ()

    Gracias por compartirlo, a pesar de todo y de qué intenciones te animen.

    narcisodaa

    Responder
  2. angel

    No es ningún ataque, es sólo un poema aleatorio que me ha gustado.

    No hay que hacer de perro del invierno, ya sabe.

    Ángel

    Responder
  3. caballo

    pero… si son las personitas: creía que habían enfermado o muerto, parecen tan

    frágiles. Y resulta que están todas, o casi todas, vivitas y coleando… incluso el niño saltarín…

    Mmmm… se agradece BigMaster

    narcisodaa

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna