agustín fernández mallo

 

nocilla experience

 

 

alfaguara 2008

 

 

 

 

 

58

 

 

 

 

 

Es un resultado de la Teoría Especial de la Relatividad que en los cuerpos en movimiento

el tiempo se dilata, de manera que si alguien sale en una nave a una velocidad próxima a

la de la luz, y viaja durante, por ejemplo, un año contado por su reloj, cuando regrese a la

Tierra comprobará que aquí han pasado cientos de años.

Aquel reloj, la biología del que partió, su velocidad de pensamiento, el rebote de su mirada,

todo, habría entonces sufrido un retraso respecto al terrestre en tanto duró el viaje. O la

cabeza de la Estatua de la Libertad emergiendo de la arena en una playa donde hace cientos

de años se hallaba el puerto de Nueva York, y Charlton Heston gritando, «Yo os maldigo,

simios. Yo os maldigo».

La fórmula que relaciona los tiempos de los 2 relojes es T ́/T= (1-v2/c2)-1/2. Pero esto, de

ser así, conduce a la llamada Paradoja de los Gemelos. Quizá todos seamos desenfocados

gemelos de todos, humanos que convivimos desfasados por viajes cercanos a la velocidad

de la luz. Cuando esa luz se detiene, mueres.

 

 

Cartel de Xavier Esclusa Trías, incompleto

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.