LIBRO DEL FRÍO

 Antonio Gamoneda

 

3

   AÚN

 

 

Esta hora no existe, esta ciudad no existe, yo no veo

estos álamos, su geometría en el rocío.

Sin embargo, éstos son los álamos extinguidos,

vértigo de mi infancia.

Ah jardines, ah números.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna