[ezcol_1half]

Ô saisons, ô châteaux

 

Ô saisons ô châteaux,

Quelle âme est sans défauts?

Ô saisons, ô châteaux,

J’ai fait la magique étude

Du Bonheur, que nul n’élude.

Ô vive lui, chaque fois

Que chante son coq gaulois.

Mais ! je n’aurai plus d’envie,

Il s’est chargé de ma vie.

Ce Charme ! il prit âme et corps.

Et dispersa tous efforts.

Que comprendre à ma parole ?

Il fait qu’elle fuie et vole !

Ô saisons, ô châteaux !

Et, si le malheur m’entraîne,

Sa disgrâce m’est certaine.

Il faut que son dédain, las !

Me livre au plus prompt trépas !

Ô Saisons, ô Châteaux !

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

Oh temporadas, oh castillos

 

Temporadas, oh, castillos,

¿Qué alma no tiene defectos?

Oh, temporadas, castillos

Yo hice humanidades mágicas

De dicha, que nadie elude.

Oh que viva, cada vez

Que canta su gallo galo.

Pero no deseo más…

Se preocupa de mi vida.

Encanto, con alma y cuerpo.

Disipó todas las fuerzas.

¿Qué comprender de mi frase?

¡La hace fugarse y volar!

Oh castillos, temporadas

Si la desdicha me gana

Su desgracia es indudable.

Que su desdén, ay me dé

A la muerte más completa.

¡Oh temporadas, castillos!.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

POESÍA UNIVERSAL TRADUCIDA POR POETAS CHILENOS

Antología

SELECCIÓN DE Jorge Teillier

EDITORIAL UNIVERSITARIA

Traducción de Armando Uribe

SEGUNDA EDICIÓN

1988

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna