blanca andreu: capitán elphistone: nada escucha elphistone

 

 

1988

 

 

 

Nada escucha Elphistone —Je suis de mon coeur le vampiro—

cuando evalúa significados, precios de viejos libros, de

otros navíos,

vendavales o la repentina conciencia que elimina

una firme navegación. Húmeda luna que recuerdas

el frío norte de la sangre, quién está haciendo la cuenta,

quién dirige las reputaciones más podridas que las tablas

del barco, calafateadas

con muerte, quién —bajo los ángeles rapaces y herméticos—

ordena la inmortalidad, examina las pérdidas, rescata

los prejuicios y aseveraciones

que nunca, en ningún lugar, por más que o a pesar de.

Y los apremios y las victorias —cinco presas— y la elegancia

en la piratería, oscuro capitán Elphistone, cuando la luna

mira tu dignidad

ardiendo sobre la avaricia del cielo.

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención