MAD SONG

 

The wild winds weep,
And the night is a cold;
Come hither, Sleep,
And my griefs infold:
But lo! the morning peeps
Over the eastern steeps,
And the rustling birds of dawn
The earth do scorn.

 

Lo! to the vault
Of paved heaven,
With sorrow fraught
My notes are driven:
They strike the ear of night,
Make weep the eyes of day;
They make mad the roaring winds,
And with tempests play.

 

Like a fiend in a cloud,
With howling woe,
After night I do crowd,
And with night will go;
I turn my back to the east,
From whence comforts have increas’d;
For light doth seize my brain
With frantic pain.

 

 

CANCIÓN LOCA

 

El viento salvaje solloza,
y la noche es fría;
ven aquí, sueño,
y mis penas abraza:
aunque ¡ved! La mañana asoma
por encima de las laderas orientales,
y el murmullo de los pájaros del amanecer
que a la tierra desdeñan.

 

¡Mirad! Hacia la bóveda
del pavimentado cielo,
de tristeza plagado
mis notas son impulsadas:
se estrellan contra el oído de la noche,
hacen llorar a los ojos de los días,
enloquecen a los rugientes vientos,
y con las tempestades juegan.

 

Como un demonio en una nube,
con desdichado aullido,
cada noche me hago multitud,
y con la noche me iré;
doy mi espalda al este,
al lugar donde las comodidades han aumentado;
porque la luz se apodera de mi cerebro
con furioso dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

nuestras versiones

________

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.