nuestras versiones

 

 

 

 

 

 

SONG FOR A SUMMER’S DAY

 
 
Through fen and farmland walking
With my own country love
I saw slow flocked cows move
White hulks on their day’s cruising;
Sweet grass sprang for their grazing. 

 
The air was bright for looking:
Most far in blue, aloft,
Clouds steered a burnished drift;
Larks’ nip and tuck arising
Came in for my love’s praising. 
 
Sheen of the noonsun striking
Took my heart as if
It were a green-tipped leaf
Kindled by my love’s pleasing
Into an ardent blazing. 
 
And so, together, talking,
Through Sunday’s honey-air
We walked (and still walk there—-
Out of the sun’s bruising)

Till the night mists came rising.

 
 
 

CANCIÓN PARA UN DÍA DE VERANO

 
 

Por el pantano y la finca paseando
con mi reconocido amor campestre
vi acudir despacio a las vacas
blancas moles en su día de paseo;
la dulce hierba brotando para su pastoreo.

 

La atmósfera resplandecía para lucirlas:
más lejos, azuladas, arriba,
las nubes avanzaban hacia un pulido dejarse llevar;
las alondras, reñidas, surgiendo
acudieron para alabanza de mi amor.

 

El brillo del mediodía, abrasador
se adhería a mi corazón como si
fuese una hoja de punta verde
encendida por mi complaciente amado
hasta convertirse en un apasionado fuego.

 

Y así, juntos, hablando,
a través del meloso ambiente de domingo
anduvimos (y aún caminábamos—
inconscientes de las magulladuras del sol)
hasta que la niebla nocturna apareció alzándose.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.