charles bukowski:

 

ants crawl my drunken arms:

 

las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

 

 

 

 

from the days run away like wild

horses over the hills

1969

black sparrow press

 

 

 

ants crawl my drunken arms

 

 

 

O ants crawl my drunken arms

and they let Van Gogh sit in a cornfield

and take Life out of the world with a

shotgun,

ants crawl my drunken arms

and they set Rimbaud

to running guns and looking under rocks

for gold,

O ants crawl my drunken arms,

they put Pound in a nuthouse

and made Crane jump into the sea

in his pajamas,

ants, ants crawl my drunken arms

as our schoolboys scream for Willie Mays

instead of Bach,

ants crawl my drunken arms

through the drink I reach

for surfboards and sinks, for sunflowers

and the typewriter falls like a heart-attack

from the table

or a dead Sunday bull,

and the ants crawl into my mouth

and down my throat,

I wash them down with wine

and pull up the shades

and they are on the screen

and on the streets

climbing church towers

and into tire casings

looking for something else

to eat.

las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

 

 

 

oh las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

y dejaron que Van Gogh se sentase en un trigal

y privase al mundo de la Vida

con un disparo de escopeta

las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

y enviaron a Rimbaud

a traficar armas y rebuscar oro

bajo las piedras,

Oh las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos,

metieron a Pound en el manicomio

y lograron que Crane se arrojara al mar

en pijama,

las hormigas,

las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

mientras los estudiantes piden a gritos a Willie Mays

y no a Bach,

las hormigas se arrastran por mis brazos borrachos

y en la bebida busco

tablas de surf y fregaderos, girasoles

y la máquina de escribir cae como un ataque al corazón

de la mesa

o un toro muerto el domingo,

y las hormigas se me meten en la boca

y bajan por la garganta

y me las bebo con vino,

y subo las persianas

y están en la mosquitera

y en las calles

suben por los campanarios

y se meten en las cubiertas de los neumáticos

en busca de más

comida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.