[ezcol_1half]

    poema de la naturaleza

 

 

Este calor de agosto, la brisa pasajera

que en él se filtra y luego se prolonga

hasta que sientes que los dos son uno,

este rumor de agua que es un susurro de hojas:

revuelos y murmullos que, unidos, nos recuerdan

el fluir del poema, y quieren ser escritos

para perpetuarse, pero no mitigados

sino con voz y pulso. Tantas oscuridades,

tantos rincones llenos, piedras ocultas,

sombras bajo los árboles a pleno día,

que una sola lectura no da por concluido

su texto cambiadizo; también, como el poema,

enfrentan a la mente con su propia derrota,

burlando y rebasando el lugar que imagina,

entre esta imbricación, profundidades tenues,

las corrientes del aire, estas ocultaciones.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

 nature poem

 

 

This August heat, this momentary breeze, 

First filtering through, and then prolonged in it, 

Until you feel the two as one, this sound 

Of water that is sound of leaves, they all 

In stirrings and comminglings so recall 

The ways a poem flows, they ask to be 

Written into a permanence—not stilled 

But given pulse and voice. So many shades, 

So many filled recesses, stones unseen 

And daylight darknesses beneath the trees, 

No single reading renders up complete 

Their shifting text—a poem, too, in this, 

They bring the mind half way to its defeat, 

Eluding and exceeding the place it guesses, 

Among these overlappings, half-lights, depths, 

The currents of this air, these hiddenesses.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Charles Tomlinson

Traduccción: Margarita Ardanaz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

la no vida

 

sin espacio para la expresión
del dolor, —como hacen los artistas.

 

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención