[ezcol_1half]       

El pan que parto

El pan que parto fue trigo una vez,

este vino sumergió su fruto

en un árbol extraño;

de día el hombre, y el vino de noche

segaron la cosecha, quebraron el gozo de la uva.

En este vino, un día, la sangre del verano

precipitó la carne que cubría la vid,

un día, en este pan

el trigo fue feliz al viento:

el hombre quebró el sol, desgajó el aire.

La carne que desgarras, esta sangre

que permites que asole las venas,

fueron trigo y racimo

nacidos de raíz sensual y savia:

mi vino que bebes, y mi pan que partes.

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 

This bread I break

This bread I break was once the oat,

This wine upon a foreign tree

Plunged in its fruit;

Man in the day or wine at night

Laid the crops low, broke the grape’s joy.

Once in this time wine the summer blood

Knocked in the flesh that decked the vine,

Once in this bread

The oat was merry in the wind;

Man broke the sun, pulled the wind down.

This flesh you break, this blood you let

Make desolation in the vein,

Were oat and grape

Born of the sensual root and sap;

My wine you drink, my bread you snap.

[/ezcol_1half_end]

Dylan Thomas

Ernesto Hernández Busto

CUADERNO DE TRADUCCIONES

[ VERANO ]

LOREM IPSUM

Barcelona, 2015


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna