felipe benítez reyes:    poética

 

 

 

 

 

Desde que escribo la palabra infinitud

en este instante

(y designo con ella en mi memoria

todo cuanto no cesa ni se extingue,

como el mar infecundo o como el fuego,

como el hondo venero sin final ni principio

de todas nuestras vidas, misteriosas y breves;

como todos los versos que han sonado

—a lo largo de siglos minuciosos—

en nuestro descorazonado espíritu

igual que el aleteo de un millar

de mariposas psicóticas),

desde que escribí la palabra infinitud,

hace un instante, hasta que escribo

estas otras palabras, le he robado ya al tiempo

una porción de irrealidad

infinita como un desierto de arenas de oro frío

que volasen por el cielo de plata

en los días de viento poderoso,

igual que por el aire va la música abriendo

su gran rosa sonora y sin sentido.

 

 

Inédito

 

 

 

 

 

 

antología consultada

de la poesía española

el último tercio del siglo

1968-1998

volumen CCCC
de la colección visor de poesía
visor
madrid
1998

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna