De lo sonoro salen números,

números moribundos y cifras con estiércol,

rayos humedecidos y relámpagos sucios.

De lo sonoro, creciendo, cuando

la noche sale sola, como reciente viuda,

como paloma o amapola o beso,

y sus maravillosas estrellas se dilatan.

 

[…]

 

 

 

 

Entre el estiércol y el relámpago escucho el grito del pastor.

 

Aún hay luz sobre las alas del gavilán y yo desciendo a las

hogueras húmedas.

 

He oído la campana de la nieve, he visto el hongo de la pure-

za, he creado el olvido.

 

 

________________________

 

 

 

 

4 Comentarios

  1. angel

    El primer trozo de poema parece Neruda,
    y el de más abajo, Gamoneda.

    Ángel

    Responder
  2. NdAlfonso

    Exacto, Master, así es.
    Hay tres palabras coincidentes pero
    comunes: estiércol, relámpago y:
    Gamoneda dice hoguera húmeda
    y Neruda rayo humedecido.
    Creo que Gamoneda no tiene conciencia de acordeón.

    N

    Responder
  3. angel

    Neruda no corta la música,
    Gamoneda permite respirar, hace silencios
    para dar énfasis a los versos y que retumben…

    Ángel

    Responder
  4. NdAlfonso

    Ya que Gamoneda se permitió profetizar sobre la poesía
    de Neruda, me permito profetizar sobre la suya: de Gamoneda
    no quedará nada para la posteridad.

    N

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.