amantes en la noche

Nos amamos y apagamos el televisor

como negando la realidad. Pero el mundo

insiste en sus convicciones o las busca

por motivos que ignoramos o acaso

porque el crimen debe seguir su curso.

Desde afuera, sus figuras insomnes

presionan contra las paredes que nos refugian.

Se encarnan en el viento, aullidos

de neumáticos y en las inmediaciones

de todas las cosas, tiroteos

que no resuelven la discordia general.

Ahora acumula hojas secas

al pie de las ventanas y desliza

una carta de origen desconocido

por debajo de la puerta.

Pero florecemos desnudos en medio de la noche

donde el amor decide en su propia voluntad

y por él sabemos cómo hacer de la historia

un rumoroso escándalo que no nos concierne.

Joaquín Giannuzzi 

de Antología, La poesía del siglo XX en Argentina,

Edición de Marta Ferrari

La Estafeta del Viento, Colección Visor de Poesía

del blog Emma Gunst

[emmagunst.blogspot]


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna