el iluminado  

 
 
– 
¿Cómo puede el pequeño cerebro
soportar proyectos más vastos que el océano 
cómo resuelve 
el problema de no ser sobrepasado 
y no estallar?: este módico humano 
en su maloliente cuarto frío, la foto
de su héroe pringado de moscas.
¿Cómo logra
concebir un destino detrás de su rostro,
una redención para todo el mundo?
Por eso cada mañana, 
a menos que el insomnio repique su martillo 
despierta cubierto de cicatrices.
Pero es el mártir que necesita toda verdad utópica.
Sale a comprar la leche para su desayuno,
se parece a todos y no merece su imagen.
¡Pero cómo resplandece dentro de su cabeza!
 
 
 
 
 
 
 
 
joaquín giannuzzi
 
 
 
 
 


0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.