y bien, morimos

 

 

Y bien, morimos.

Millones de años

para la muerte, para una dignidad

extraña, en cierto modo

ajena. Pero el tema

es más ambicioso

que el pensamiento

y se pudre allí mismo.

Quizá hay un error

de perspectiva en todo esto;

especulaciones, sistemas,

estructuras mentales

y el terror debajo. Pero antes

hemos pedido vino

y marchitas

vimos caer las uvas. Morimos,

algo extraño,

pero siempre después.

Y sin embargo hay hombres,

hombres en todas partes,

sobre todo en la tierra.

Multitudes, máquinas,

cerebros secos al amanecer,

el viento, una rosa en la mesa

y café. Todo esto

consagrado a la luz; la muerte

no es natural.

 

 

 

 

 

 

 

 

millones de años

                para una dignidad extraña ajena

 

el tema

es más ambicioso que el pensamiento y se pudre allí mismo

         

                         hay un error

de perspectiva:

especulaciones sistemas estructuras mentales:

y el terror debajo

 

pero hemos pedido vino:

marchitas vimos caer las uvas.

 

morimos: extraño: siempre después:

sin embargo:

hay hombres sobre todo en la tierra

 

multitudes máquinas cerebros secos 

el viento una rosa y café

 

todo consagrado a la luz:

la muerte no es natural

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.