manual de urbanidad

 

 

 

 

Para qué tanta ceremonia, indirectas,

puñaladitas bajo cuerda, gasto suntuario,

cortina de humo o envoltura contaminante

de una desnuda frase: No puedo verte

o No te soporto.

Es decir, soy ciego

a nuestra humana luz compartida.

O bien, no resisto

el peso de otra dolencia errante agregada

a mi invencible pesadumbre.

 

 

 

 

 

José Emilio Pacheco
extraído del blog www.artepoetica.net

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

la no vida

 

sin espacio para la expresión
del dolor, —como hacen los artistas.

 

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención