William Street

Las mujeres que quiero van con otros.

Cuando pasan prendidas de otros brazos

miro a la que se apoya en mí y compruebo

que yo me he equivocado de mujer.

La gracia enrojecida de una risa,

el rumor tembloroso de un silencio,

la mirada furtiva que nos dice

que está la dicha allí, en aquellos ojos…

Esas cosas descubro sólo en otras.

Yo sé que lo que anhelo no anda lejos:

veo como ellas pasan de otros brazos.

Y trato de encontrarlo, incluso en ellas.

Mas siempre me equivoco de mujer.

Las mujeres que quiero van con otros.

José María Fonollosa

Antología poética

13 de febrero de 2012

ediciones alma_perro


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna