joseph brodsky: una postal

 

 

 

 

 

A postcard

 

The country is so populous that polygamists and serial

killers get off scot-free and airplane crashes

are reported (usually on the evening news) only when

they occur

in a wooded area –the difficulty of access

is most grievous if it’s tinged with feelings for the environment.

Theaters are packed, both stalls and

stage.

An aria is never sung by a single tenor:

normally they use six at once, or one that’s as fat as six.

And the same goes for the government, whose o ces stay

lit up

through the night, working in shifts, like factories,

hostage to the census. Everything is pandemic.

What is loved by one is loved by many,

be it an athlete, a perfume or a bouillabaisse.

Thecfore, no matter what you say or do is loyal.

Nature too seems to have taken note of the common

denominator

and whenever it rains, which is seldom, clouds linger

longest over

not the army and navy stadium but the cemetery.

 

Una postal

 

El país es tan populoso que los polígamos y asesinos

en serie son puestos en libertad, y los accidentes aéreos

sólo se reportan (casi siempre en el noticiero nocturno)

cuando ocurren

en zonas boscosas –al difícil acceso se suma la cuestión

del medio ambiente, que hace todo más trágico.

Los teatros están abarrotados, tanto la platea como el

escenario.

Un aria nunca es cantada por un solo tenor:

normalmente son seis, o uno tan gordo como seis.

Lo mismo vale para el Gobierno, cuyas oficinas están

toda la noche

iluminadas, trabajando por turnos, como las fábricas,

rehenes del censo. Aquí todo es pandémico:

lo que le gusta a uno gusta también a muchos,

ya sea un atleta, un perfume o una bullabesa.

Por tanto, todo lo que digas o hagas implica lealtad.

También la Naturaleza parece haber tomado nota del

denominador común,

y cada vez que llueve, lo que no es muy frecuente,

las nubes se quedan

no sobre el estadio militar y naval, sino sobre el cementerio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna