julieta valero

 

los heridos graves

 

 

¿Y si haberlo haylo

 

 

y eso que yo me resistía a reconocer

—bajo un nombre, bajo una voluntad o barba terrible,

bola de fuego, nenúfar bilioso, casa arrasada

 

va y se llama:

 

 

 

– mosca en el lagrimal de un niño

que se vino con lo justo para la agonía

 

– locura o picana de un gobierno

con silencio y generales

 

– imprevisto de cuneta, teléfono en la

madrugada,

huesos amados tercamente hacia la noche

 

 

 

pérdida, pérdida, pérdida y dolor?

 

 

Y si haberlo haylo y en efecto,

cuervos del mundo, es un orden,

como repicáis hace siglos, un orden

sin principio ni fin, cada causa su efecto

cada quien su castigo y su velo para aguantar.

 

 

 

 

 

 

julieta valero

los heridos graves

II. Sobreponerse

Editorial Musa a las 9

2014

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

la no vida

 

sin espacio para la expresión
del dolor, —como hacen los artistas.

 

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención