kenneth rexroth

 

[ezcol_1half]

lucretius III 1053-1076

 

 

 

Baudelaire knew what it was like,

The typewriter keys red hot,

All the paint brushes a yard long,

The paint mixed with chewing gum.

I write letters and don’t send them;

Dream away my poverty;

Make dozens of incredibly

Bad sketches; reread the great

Masterpieces; review my

Greek and Chinese, and discover

My vocabulary is gone;

Take my pulse; start out on walks,

And return home; my mind deep

And clear like the Deipnosophists.

Jean-Jacques, Amiel, Bashkirtsev,

It is possible to produce

A very influential

Ontology out of such

Material, of guaranteed

Ecumenical provenance,

Porch and Garden up the date,

Kierkegaard and Sacher-Masoch,

‘One feels like a man about

To be executed.’ Niebuhr

Discovers that everyone

Is his own Wanda Guillotine,

Liberal Protestantism.

Goeth at last to its long home,

Only a few hours behind

The Capitalist System.

Die Ausrottung der Besten.

Just think, all the patronesses

Of the surrealistes feel

Like this all the time. In fact

Practically every female,

With an income, in our set does.

‘In the cold autumn moonlight

The cicada dies by its shell.’

Even in jail, Mirabeau

Found work for idle hands to do.

The Rule of St. Benedict

Is very explicit about

The sickness that destroyeth

In the noonday.

One advantage

Of being learned, is that

There is no fix you can get in 

Where you wont find company.

Even if your advisors

Cannot be called very helpful.

 

 

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

Lucrecio, III, 1053-1076

 

 

 

Baudelaire sabía cómo era aquello,

Las teclas ardientes de la máquina de escribir,

Los pinceles del tamaño de una yarda,

La pintura mezclada con goma de mascar.

Yo escribo cartas pero no las envío

Y no dejo de soñar con el fin de la pobreza;

Realizo un increíble montón

De malos bocetos; releo las grandes

Obras maestras; repaso mi

Griego y mi chino, y descubro

Que he perdido el vocabulario;

Me tomo el pulso, emprendo caminatas

Y regreso a mi hogar; mi mente está aguda

Y clara, como la de los deipnosofistas.

Jean Jaques. Amiel, Bashkirtsev,

Es posible producir

Una ontología muy influyente

Con semejantes materiales, de garantizada

Procedencia ecuménica.

Porsh y Garden actualizados,

Kiekegaard y Sacher-Masoch,

“Uno siente como un hombre

de cara a su ejecución”. Niebuhr

descubrió que cada uno,

al igual que Wanda,

es su propia guillotina.

El protestantismo liberal

Marcha al fin a su remoto hogar,

A sólo unas cuantas horas

Del sistema capitalista.

Die Ausrottung der Besten.

Piensa en todos esos promotores

De los surrealistas que sienten así

Todo el tiempo. De hecho,

Prácticamente cada mujer,

Con una renta, lo hace en nuestro medio-

“Bajo la gélida luna de otoño

muere la cigarra en su caparazón.”

Aún en la cárcel, Mirabeau

Encontró trabajo para manos ociosas.

La regla de San Benedicto

Es muy explícita acerca

De la mortífera enfermedad

De mediodía.

Una de las ventajas

De ser instruido es que

No hay aprieto en el que no puedas meterte

Y para el cual no encuentres compañía

Incluso, si tus consejeros

No se consideran muy útiles.
[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

______________________
Kenneth Rexroth

La señal de todas las cosas.

Antología poética

Selección, traducción, notas y comentarios

de Marcelo Pellegrini y Armando Roa Vial.

Editorial Universitaria,

Santiago de Chile, 2004

_____________________

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención