luis alberto de cuenca: la amazona de mordor

 

 

por fuertes y fronteras

1996

 

 

 

La amazona de Mordor

 

 

 

Esa amazona rubia que cabalga

por las grises colinas y los yermos

de Mordor; esa chica que ha dejado

atrás la primavera y se dirige

al país de la noche permanente,

donde el señor del mal gobierna.

Por qué no vuelve grupas hacia el mundo

donde el lirio florece y las muchachas

buscan fresas y dan besos furtivos

y tejen y cocinan, donde hay bardos

que cantan las hazañas de los héroes

y veneran a la Gran Diosa.

 

 

Esa mujer dorada que galopa

de espaldas a la luz y a la belleza,

persiguiendo sin tregua ni reposo

al oscuro jinete que la rompe

de amor y la consume de deseo,

al enemigo de su alma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.