Al tiempo que decido salir, Imperator,

me dan la noticia de que dejo alfileres.

Hay que comer. Hay que comerlo todo.

Imperator,

chupa los huesos, me dicen. Dime

qué hago.

Yo soy hermosa así, así estoy bien,

lmperator, lmperator,

tu trono conoce mis faltas,

diles que no quiero más, que tengo suficiente,

que soy hermosa así,

que las fieras no saben la tabla y que lo ven todo gris,

que les sirvo así mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Luisa Castro

SIETE POEMAS SOBRE LEONES, IV

Ballenas

1988

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna