maría eloy-garcía

 

 

 

 

francisco muñoz soler

dialnet

 

 

 

Una poeta innovadora que revisa y reinventa la capacidad expresiva del lenguaje,

con una estrategia subversiva, con un léxico rompedor. Con demoledora ironía denuncia

todos los aspectos del entramado socio-cultural.

 

Como carta de presentación en el poema “Ciencias” del libro Diseños Experimentales, 1997,

deja claro que le interesa: El quién y el por qué:

 

 

….Aunque supiera

que energía cinética era todo lo que correría

la estúpida vagoneta hasta estrellarse,

en realidad me interesaba más

quien coño la empujaba y por qué se dedicaría a mover vagonetas cinéticas

con cierta fuerza de julios.

 

 

Con declarada rebeldía hacia la atomización de las personas expone en “Necesitamos más mundo”:

 

 

 

Nunca he vivido por encima de mis posibilidades, salvo en los sueños, salvo en las ideas,

que están libre de impuestos.

Siempre me cubro las espaldas de determinadas personas: políticos, pedagogos, sociólogos,

economistas, psicólogos, publicistas, nos llevan a todos a un pensamiento único, tratan de solucionar

lo que en una educación en todos los sentidos nos hubiese hecho a todos más variados, con mas

aristas, con un criterio propio…

Hay clases todavía, ahora hay gente tan pobre que necesita lácteos y faldas cortas de 3 euros

para aproximarse a la felicidad, hay que plantarse. Aquí os quedáis con vuestros anuncios

cargados de buenismos, con vuestras salvaciones a costa de cadáveres flotando, de vuestras

herramientas mediáticas para que nos pensemos sin futuro….Me quedo con la frente arrugada

de pensar hacia adentro, con las cosas pequeñas, diminutas, con la felicidad del choque de los

átomos para mostrar la maravilla de una sola cosa. Veamos en lo pequeño, la estructura gigante

de las cosas, hoy como pan con choped y me siento en una piedra a contemplar el maravilloso

espectáculo del mundo.

 

 

En el poema “Informática” de 1997, visibiliza la incipiente presencia de la misma en la vida cotidiana, dejando

claro su posicionamiento:

 

 

Como metida en una cita de tambor magnético

proceso mi vida en un disco rígido y acorazado

y admirando esos ojos avanzados en software

te pienso.

En un almacén de datos y cálculos

automáticos y electromecánicos

mi amor introducido en válvulas de vacío.

Me extraño todavía

de este lenguaje de programación

de este salto, amor de macrocomputadoras y símbolos.

Quiero con 32 megas de memoria

y ni mi inteligencia artificial,

ni mis circuitos integrados

pudieron con tu sistema operativo

y saliéndome del esquema

te mandé a la mierda.

 

 

También en “Filosofía” de 1977, expresa su visión filosófica:

 

 

Aunque las cosas sean pequeñas

su extremo es siempre muy grande,

tan grandes que están próximas a ser nada.

Sé que las cosas están abocadas a ser nada.

 

 

En “El poeta como tipo de interés”, Metafísica del trapo, 2001, desarrolla el espacio y la actitud

de los poetas:

 

 

 

El poeta no es un descendido

sino un tipo que asciende

ni un libertador de patrias de aquí mismo

sino uno que se libra de sí mismo aquí

el poeta se consume

y sus cantos son la oferta

de un dolor que es la demanda

el poeta es una moda delirante y en alza

que pierde románticamente sus puntos

en el bosque de los precios al consumo

y es justo aquí y entonces

que pierde el interés.

 

 

 

En “La franquiciada de la ira”, muestra su actitud combatiente, beligerante,

de compromiso contra la injusticia social.

 

….

estoy cansada de los gestos blancos como las marcas

de las opiniones neutras

de los saludos tibios

estoy cansada de que abismo

sea una plácida tiniebla con pedagogía

muerte al pedagogo y al psicólogo

muerte al sociólogo y al payaso sin fronteras

cansada de la tierna tinta sobre el mundo

quiero situarme frente a frente

levantar las manos hartas de lo supuesto

reventar el instante de toda dinámica tranquilizadora

darle photshop a la memoria

vectorizar mi miedo dos líneas solo

inventar luego su textura

y drogarme con la idea de una guerra abierta

de ser infeliz a todas horas

que os den por el culo miserables

 

…………

 

nos llenáis de cadenas

pero a todos en nuestro diagnóstico soledad

nos duele el alma a la altura de su vacío.

 

 

 

 

En “Alta metafísica el trapo”, 2001, hace gala de su tremenda ironía,

haciendo un paralelismo entre las prendas en una lavadora y las personas

en el mundo:

 

…..

 

entonces la vida surge de una lavadora

motor primero y la arruga es la orogenia

y el móvil de la vida

la plancha es dios cuyo libro sagrado

es el de instrucciones

la iglesia es el detergente quitamanchas

y la mancha la llevamos todos -defecto de fábrica-

porque hay que vender detergentes

el paso del tiempo está programado

hasta la feliz y centrifugante catarsis

y por fin cualquier desdichado anorak

cualquier sábana desafortunada

se desprende de aquel hilo

se desentiende de aquellas frágiles poleas

y es claro que aquella vieja última

y también primera porque vive en el primero

espera en el ojo del patio que todo lo ve

para abrirnos las puertas de su casa infinita.

 

 

 

En “La reponedora Muriel” de Cuánto es cuánto, 2007, arremete contra la alienación,

el vacío, dónde repone el tiempo con el tiempo, un bucle que engulle la vida misma.

 

 

 

 

Sólo tú haces de un día vacío todo el día

eres el demiurgo sencillo de un universo diminuto

arrastrando en el círculo sexto sección láctea

todo el palé de la tristeza

repones el ansía con el ansía con el ansía

y el tiempo con el tiempo

sólo tú tienes la contradicción misma

de los dioses

te vanaglorias de un orden

que será siempre destrozado

y al levantarte con el tiempo antiguo

miras los pasillos inexactos

sección deseo llena de realidad

sección verdad llena de historia

a una simple voz tuya todas las bandejas dicen carne

los mostradores revelan la verdad subconsciente de sus diez grados

se alinean las hileras

surgen anaqueles rebosantes de todo lo que pueda desearse

sólo tú tienes como todas las mañanas

tres horas justas para crear el día.

 

 

 

En “Los mayoristas del cielo”, de Los cantos de cada cual, 2014 denuncia

y se enfrenta al cinismo y la manipulación en una sociedad de artificio que

nos controla mediante los miedos:

 

 

 

os canto a vosotros mayoristas del cielo

que reponéis la estrella

que encendéis el temblor en todas las cosas

solo para que lo quieto prevalezca

a vosotros escaparatistas de la memoria

mirad sucede que canto sin sentido

a las cosas pequeñas de la tierra

la cerveza se sabe mundo centella

la ironía es natural

como la salamandra

os canto a la chapuza de inventar sobre contrarios

qué triste casa de goteras

pero por uno de los agujeros que hizo el agua

entró un rayo de sol

inventar es sencillo un hombre puede hacerlo

mayoristas cuando sois aire todo es soplo

entonces el vendaval es azul y la casa devastada es de un verde claro

qué bien se está frente a vuestra casa olímpica patrocinada

mayoristas tercos de la tierra

no penséis más árboles ni cosas que resistan

lo pequeño no se os da bien

mientras creáis los grandes rayos yo pienso

en la tristeza de los tiesos rotos en el suelo

creáis timidez y yo miro la tenue grieta que derribará el edificio

decís alma y yo anoto las veces que he pensado

en lo humano de un camión de reparto

os ocultáis solo para que os rindamos culto

os mostráis para que los animales sepamos

inventar el miedo y protegernos de estar vivos

mayoristas si queréis de verdad ser útiles

de par en par os pregunto

¿tenéis alguna droga de diseño para mi envejecido y sofisticado dolor?

 

 

 

María Eloy García es una alternativa a tanto discurso poético vacuo,

un golpe en el pecho. A modo de coda termino con “La sopera “,

de El canto de cada cual, 2014.

 

 

La experiencia es el origen y el límite de nuestro conocimiento

mi sopera tiene en sus cualidades sensibles

ideas complejas que mantiene mi religión y mi memoria

la sopera es este deseo imposible hacer pucheros

y yo me pregunto

¿cómo será la sopera con su realidad

o cómo sería la sopera sin mi idea?

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención