Sexton

 

[ezcol_1half]           


cigarrillos, whiskey y mujeres salvajes

(de una canción)


Quizá nací de rodillas,

Nací tosiendo en el largo invierno,

Nací esperando el beso de la misericordia,

Nací con una pasión por la rapidez

Y aún así, al ir progresando las cosas,

Aprendí temprano sobre la estocada

O sacarla, el vapor del enema.

A los dos o tres aprendí a no arrodillarme,

A no esperar, a plantar mis fuegos bajo tierra

Donde a nadie más que las muñecas, perfectas y terribles,

Se puede susurrar y dejar morir.

Ahora que he escrito tantas palabras,

Y dejado tantos amores, para tantos,

Y he sido completamente lo que siempre fui –

Una mujer de excesos, de celos y codicia,

El esfuerzo me parece inútil.

¿Acaso no me miro al espejo,

Estos días,

Y veo una rata borracha voltear la vista?

¿Acaso no siento un hambre tan aguda

Que preferiría morir antes

Que mirarla a la cara?

Me arrodillo nuevamente,

En caso de que la misericordia llegue

En el último minuto.

  [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 



Cigarettes And Whiskey And Wild, Wild Women

(from a song)

Perhaps I was born kneeling,

born coughing on the long winter,

born expecting the kiss of mercy,

born with a passion for quickness

and yet, as things progressed,

I learned early about the stockade

or taken out, the fume of the enema.

By two or three I learned not to kneel,

not to expect, to plant my fires underground

where none but the dolls, perfect and awful,

could be whispered to or laid down to die.

Now that I have written many words,

and let out so many loves, for so many,

and been altogether what I always was—

a woman of excess, of zeal and greed,

I find the effort useless.

Do I not look in the mirror,

these days,

and see a drunken rat avert her eyes?

Do I not feel the hunger so acutely

that I would rather die than look

into its face?

I kneel once more,

in case mercy should come

in the nick of time.
[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 


Anne Sexton


Cigarrillos, whiskey y mujeres salvajes

Ping Pong, Revista de Poesía, nº4

Traducción de Giselle Rodríguez Cid

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención