[ezcol_1half]          

Infancia

.

I
.

Este ídolo, de ojos negros y pelaje

amarillo; sin parientes ni corte, más noble

que la fábula, mejicano y flamenco;

su dominio, azur y verdor insolentes,

se extiende por playas nombradas, olas

sin navíos, con nombres ferozmente griegos,

celtas, eslavos.

En la linde del bosque, las flores de

ensueño tintinean, estallan, esplenden; la

muchacha con labios de naranja, las rodillas

cruzadas en el claro diluvio que mana

de los prados, desnudez que sombrean,

atraviesan y visten los arcoiris, la flora,

el mar.

Damas que rondan terrazas

cercanas al mar, infantas y gigantas, negras

soberbias en el musgo verdegris, joyas

erguidas en el suelo pingüe de los

bosquecillos y de los jardincillos deshelados,

madres jóvenes y hermanas mayores

con las miradas llenas de peregrinaciones,

sultanas, princesas de andares y

atuendo tiránicos, pequeñas forasteras y

personas gratamente infelices.

Menudo aburrimiento, la hora del

«querido cuerpo» y del «querido corazón»

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]       

.

Enfance

.

I
.

Cette idole, yeux noirs et crin jaune,

sans parents ni cour, plus noble que la

fable, mexicaine et flamande; son

domaine, azur et verdure insolents,

court sur des plages nommées, par des

vagues sans vaisseaux, de noms

férocement grecs, slaves, celtiques.

A la lisière de la forêt, — les fleurs

de rêve tintent, éclatent, éclairent, —

la fille à lèvre d’orange, les genoux

croisés dans le clair déluge qui sourd

des prés, nudité qu’ombrent ,

traversent et habillent les arcs-en-ciel,

la flore, la mer.

Dames qui tournoient sur les terrasses

voisines de la mer; enfantes et géantes,

superbes noires dans la mousse vert-degris,

bijoux debout sur le sol gras des

bosquets et des jardinets dégelés, —

jeunes mères et grandes soeurs aux

regards pleins de pèlerinages, sultanes,

princesses de démarche et de costumes

tyranniques, petites étrangères et

personnes doucement malheureuses.

Quel ennui, l’heure du «cher corps» et

«cher coeur»!

 [/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

Arthur Rimbaud

Iluminaciones

Infancia I

ATHENA e-text

Texto del ms. Lucien-Graux, hojas 2-5. I

[Se han añadido los textos de versiones

francesas más actuales de la de Vogue

para cotejar con la versión castellana]

Traducción y notas de Juan Abeleira

Hiperión, Barcelona, 1995

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.