[ezcol_1half]                   

sin sueños

 –

las viejas camareras de pelo gris

en los cafés por la noche

se han rendido

y mientras camino por las aceras de luz

y miro por las ventanas

de las casas de las enfermeras

puedo ver que ya no va

con ellas.

veo gente sentada en los bancos de la plaza

y puedo ver por la manera

en que

se sientan y miran

que se acabó.

veo gente conduciendo automóviles

y veo por la manera en que conducen 

que no aman ni son amados

ni consideran el sexo

está todo olvidado

como una vieja película.

veo gente en las tiendas y supermercados

caminando por los pasillos

comprando cosas

puedo ver por la manera en que

les queda la ropa y por la manera en que

caminan y por sus caras y sus ojos

que no les importa nada

y nada se preocupa

por ellos.

puedo ver cien personas por día

que se rindieron

del todo.

si voy al hipódromo

o a algún espectáculo deportivo

puedo ver miles

que no sienten nada por nada o

por nadie y no reciben

ningún sentimiento.

Por todas partes veo a aquellos que

no mendigan nada sino

comida, refugio y

ropa, ellos se concentran

en eso,

sin sueños.

no entiendo por qué esa gente no

desaparece

no entiendo por qué esa gente no

expira,

por qué las nubes

no los asesinan

o por qué los perros

no los asesinan

o por qué las flores y los niños

no los asesinan,

no entiendo.

Supongo que ya están asesinados

sin embargo, no puedo acomodarme al

hecho de que existan

porque son

demasiados.

cada día

cada noche

hay más de ellos

en el metro

en los edificios

en los parques.

No sienten terror

por amar

o por no

ser amados.

tantos, tantos, tantos

de mis

prójimos

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]  

dreamlessly

 –

old grey-haired waitresses

in cafes at night

have given it up,

and as I walk down sidewalks of

light and look into windows

of nursing homes

I can see that it is no longer

with them.

I see people sitting on park benches

and I can see by the way they

sit and look

that it is gone.

I see people driving cars

and I see by the way

they drive their cars

that they neither love nor are

loved-

nor do they consider

sex. it is all forgotten

like an old movie.

I see people in department stores and

supermarkets

walking down aisles

buying things

and I can see by the way their clothing

fits them and by the way they walk

and by their faces and their eyes

that they care for nothing

and that nothing cares

for them.

I can see a hundred people a day

who have given up

entirely.

if I go to a racetrack

or a sporting event

I can see thousands

that feel for nothing or

no one

and get no feeling

back.

everywhere I see those who

crave nothing but

food,shelter, and

clothing; they concentrate

on that

dreamlessly.

I do not understand why these people do not

vanish

I do not understand why these people do not

expire

why the clouds

do not murder them

or why the dogs

do not murder them

or why the flowers and the children

do not murder them,

I do not understand

I suppose they are murdered

yet I can’t adjust to the

fact of them

because they are so

many.

each day

each night,

there are more of them

in the subways and

in the buildings and

in the parks

they feel no terror

at not loving

or at not

being loved

so many many many

of my fellow

creatures.

[/ezcol_1half_end]

 

charles bukowski


dreamlessly from Burning in Water,

Drowning in Flame

  


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.