[ezcol_1half]              

Shading exercise

This street could use a bit of shade

And the same goes for that small boy

Playing alone in the sun,

A shadow to dart after him like a black kitten.

His parents sit in a room with shades drawn.

The stairs to the cellar

Are hardly used any more

Except for an occasional prowler.

Like a troop of traveling actors dressed to play Hamlet,

The evening shadows come.

They spend their days hidden in the trees

Outside the old courthouse.

Now comes the hard part:

What to do with the stones in the graveyard?

The sun doesn’t care for ambiguities,

But I do. I open my door and let them in.

 [/ezcol_1half][ezcol_1half_end]

 

 

 

 

Ejercicio de sombreo

A esta calle le vendría bien un poco de sombra

Y lo mismo va para ese niño

Que juega solo en el sol,

Que una sombra se dispare sobre él como un gatito negro.

Sus padres siempre sentados con las persianas abiertas.

La escalera al sótano

Ya casi no es usada

Excepto por un vagabundo ocasional.

Como un tropel de actores itinerantes ataviados para hacer Hamlet,

Las sombras nocturnas llegan.

Pasan sus días ocultas en los árboles

Fuera del palacio de justicia.

Ahora viene la parte difícil:

¿Qué hacer con las lápidas del camposanto?

Al sol no le importan las ambigüedades,

Pero a mí sí. Yo abro mi puerta y las dejo pasar.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

Charles Simic

Ejercicio de sombreo

Versión de Eberth Munárriz

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.