[ezcol_1half]                  

Dum capitolium scandet

Muchos vendrán detrás de mí

cantando tan bien como yo, ninguno mejor;

revelarán el corazón de su verdad

como yo les he enseñado a revelarlo;

fruto de mi semilla,

oh mis hijos innombrables.

Sabed entonces que yo os amé de antemano,

oradores diáfanos, desnudos al sol, sin ataduras.

 [/ezcol_1half][ezcol_1half_end]  

 

 

 

 

Dum Capitolium Scandet

How many will come after me

singing as well as I sing, none better ;

Telling the heart of their truth

as I have taught them to tell it ;

Fruit of my seed,

my unnameable children.

Know then that I loved you from afore-time,

Clear speakers, naked in the sun, untrammelled.
[/ezcol_1half_end]

 

 

 


Ezra Loomis Pound


Disfraces, Mondadori,

Madrid, 1999

Traducción de Javier Calvo

.

Non omnis moriar multaque pars mei

uitabit Libitinam; usque ego postera

crescam laude recens, dum Capitolium

scandet cum tacita uirgine pontifex.

No moriré del todo. La mejor parte de mi

ser se librará de Libitina, y mi gloria crecerá de día en día

con las alabanzas de la posteridad, mientras el pontífice

suba al Capitolio acompañado de la vestal silenciosa.

Horacio, Odas III, XXX 

.


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna