en torno a la protagonista de un poema

 

 

Conocía muy bien tu piel dorada,

la señal de peligro de tus ojos azules.

Sueños de profesor que comenzaba

a perder su futuro. Hace mucho surgiste

entre aquellos muchachos y muchachas

del bar acristalado de nuestra Escuela blanca,

desde donde veíamos el mar.

Me preguntan quién eres. Quizás, un día, expertos

en soledad y en crímenes pasados

buscarán, amparada en las palabras,

la sombra de tu nombre y no hallarán

sino cartas violeta de la noche

y el rastro, entre papeles, de unos ojos azules.

 

 

 

Joan Margarit

En torno a la protagonista de un poema

En Poesía amorosa completa

amediavoz.com

 

 

 

 

 

 joan


 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.