[ezcol_1half]        

negative love

I never stoop’d so low, as they

Which on an eye, cheek, lip, can prey;

Seldom to them which soar no higher

Than virtue, or the mind to admire.

For sense and understanding may

Know what gives fuel to their fire;

My love, though silly, is more brave;

For may I miss, whene’er I crave,

If I know yet what I would have.

If that be simply perfectest,

Which can by no way be express’d

But negatives, my love is so.

To all, which all love, I say no.

If any who deciphers best,

What we know not—ourselves—can know,

Let him teach me that nothing. This

As yet my ease and comfort is,

Though I speed not, I cannot miss.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]    

amor negativo


Nunca tanto me abatí como aquellos 


que en un ojo, mejilla, labio, hacen presa; 
  

Rara vez hasta aquellos que más no se remontan 
  

que para admirar virtud o mente: 


pues sentido e inteligencia pueden 
  

conocer aquello que su fuego aviva. 


Mi amor, aunque ignorante, es más audaz.


Fracase yo cuando suspire, 


si he de saber qué desearé. 



Si es simplemente lo perfecto 


lo que expresarse no se puede 
  

sino con negativos, así es mi amor. 
  

Al todo que todos aman digo no. 



Si quien descifrar puede 
  

aquello que desconocemos, a nosotros, conocer puede, 


enséñeme él esa nada. Ëste,

por ahora, 
mi alivio es y mi consuelo: 


aun cuando no progreso, fallar no puedo.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

John Donne

Amor negativo

Versión de Purificación Ribes

ddooss.org/documentos/poesia/John_Donne

online-literature.com/donne/382/

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna