La escolástica empleaba con frecuencia los términos:

ente de razón fundado en lo real. Esta frase nos

puede ser útil. Llevémosla a la poesía: ente de

imaginación fundado en lo real. O si se prefiere,

como yo lo prefiero: ente de razón fundado en lo

irreal.

*

La poesía romántica: una frase turbulenta de piano,

seguida por una larga cadenza de violín.

La poesía clásica: una frase de corno inglés,

terminada en el arpa. O viceversa.

Eso quiere decir que hay dos clasicismos.

*

¿El verso malo? El que asoma su cabeza, y se la

separan del cuerpo.

*
Thomas de Quincey, nos cuenta el caso rarísimo de

un escritor que después de quemar sus obras decía:

¿Qué más da? Lo importante era que estas cosas

fuesen creadas; han sido creadas luego existen.

¿La poesía? Un caracol nocturno en un rectángulo

de agua.

 

*
La saliva del gallo rechazada por la sustancia. Su

pluma no va a su esencia. El gallo en los infiernos

de papel. La boca del buey como pozo.

 

*
Suéltame, que me reduzco y grito. Ciégame, que me

abarco y comprendo.

 

*
El gozo del ciempiés es la encrucijada.

 

*
Baldosas, patitas cartilaginosas, costal de papel,

esplendor, septiembre, reino de tu boca, influye,

tropelía, vasijas, agusanar, carroza, esponja, desastre,

división, vaso, brebaje, púrpura, cana, antojos, títeres,

bulbo de juncos, feamente, opugnó, lágrimas

contrahechas, me negociaré perdón.

Eco de poesías leídas. Ancestrales conversaciones

de sobremesa.

 

*
Lo propio del sofista, según Aristófanes, es inventar

razones nuevas.

Procuremos inventar pasiones nuevas, o reproducir

las viejas con pareja intensidad.

Analizo una vez más esta conclusión, de raíz

pascaliana, la verdadera creencia está entre la

superstición y el libertinaje.

 

*
Poderosamente suspendido e invisiblemente empujado.

 

*
El diablo no nos toca en el hombro, pone sus manos

con desdén en la repisa.

 

*
La mano revela la compañía.

 

 

 

 

 


“Playas del árbol”, en Tratados en la Habana


José Lezama Lima


De Playas del árbol

En Lezama Lima, UNAM, 2008

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

la no vida

 

sin espacio para la expresión
del dolor, —como hacen los artistas.

 

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención