[ezcol_1half]                      

Sobre la conveniencia de aprender idiomas

Hoy me daba la gana de ser feliz

ser yo sin más sospecha o raciocinio

que la verdad del cuerpo y lo que

tuviese que decir la lengua,

que lo dijera todo.

Que lo intentara, al menos, sin hacerse

ilusiones de heroísmo, aquella lengua

mía, melodramática,

de una castilla extraña, o castellana

del siglo veintiuno.

Hoy me daba la gana olvidar los vocablos,

su sonido y su espuma,

jugar con otras voces de estos tiempos

que laten por debajo,

para olvidármelo todo, hasta las medias

y, si fuera posible, la cabeza.

 

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]

 

 

 

About the convenience of learning foreign languages

Today I just felt like being merry

being myself without further suspicion

nor other rationale

than my body truth and letting my tongue say

whatever it had to say, if anything at all.

Or at least try, without indulging in

heroic thinking, that melodramatic tongue of mine

from a strange Castilia, or a Castilian tongue

from the twenty-first century.

Today I just felt like forgetting terms,

their sound and foam,

playing with other voices of these times

pulsating underneath

to forget it all, even my stockings,

and, if possible, my head as well…

 [/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

.

Margaret Atwood

Sobre la conveniencia de aprender idiomas

Resurgir

Alianza Editorial

Madrid 2008

Versión de Amparo Arróspide

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.