43

Dentro del negro carruaje iban los mayores; e íbamos nosotras las niñas.

 

Y en la capota se repetían niñas, muñecas, acaso nosotras.

Vestidos armados, sombreros en azul y rosado; las canastas: camelias, té.

 Todo el paisaje era negro; y negros caballos.

Las niñas estábamos pintadas al fuego y la yema.

Y ese viaje que no tuvo fin.

 

 

Marosa di Giorgio


-


de La edad anaranjada

número 43

Colección Ave Roc

Fondo de Animal Editores

Ecuador, 2012 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.