[ezcol_1half]        

El esposo en la jungla

Queridísima Evelyn:

Si supieras cuánto pienso en ti

aquí armado hasta los dientes, en la gran marmita de la jungla.

Ayer le di a un pótamo en el hipo,

Le tomé las medidas pero se extraviaron al final en el alboroto.

Y he dejado el alcohol, querida,

Ni una gota vale la pena beber en este sitio.

Mañana marcharé solo un largo trecho

Me internaré en la selva, mancha gris

y por encima, verde

Donde de pronto el sol se te desploma ¡plas!

en el muñón de un árbol.

Sumamente alarmante.

Sería una memez meterse en una charca

Bajo el sol de fuego,

Porque están llenas de anacondas, Evelyn,

bien nutridas de aspecto en mi opinión.

Así que sin más por ahora se despide

tu amante esposo,

Wilfred.

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]  

The jungle husband

Dearest Evelyn,

I often think of you

Out with the guns in the jungle stew

Yesterday I hit a potamus

I put the measurements down

for you but they got lost in the fuss

It’s not a good thing to drink out here

You know, I’ve practically given it up dear.

Tomorrow I am going alone a long way

Into the jungle. It is all grey

But green on top

Only sometimes when a tree has fallen

The sun comes down plop, it is quite appalling.

You never want to go in a jungle pool

In the hot sun, it would be the act of a fool

Because it’s always full of anacondas,

Evelyn, not looking ill-fed

I’ll say.

So no more now, from your loving husband

Wilfred.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

.

Stevie Smith

El esposo en la jungla

Selected poems 

Penguin

2001

Traducción de Amparo Arróspide

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.