[ezcol_1half]           

 

mr. mistófeles

¡Todos deben conocer al señor Mistófeles

el original gato ilusionista!

(A ello no hay duda que resista).

Por favor, oigan y no se burlen. Todas sus

invenciones salen de su cabecita.

No hay gato como él en la ciudad:

de todas las patentes tiene la propiedad

para ejecutar sorprendentes ilusiones

y crear excéntricas confusiones.

En la prestidigitación

o en el arte de los juegos de manos

desafiará cualquier inspección

y otra vez ustedes serán engañados.

Los más grandes magos siempre aprenden algo

del señor Mistófeles y sus pases mágicos.

¡Abracadabra!

¡Allá vamos!

Y todos diremos: ¡Ah!

¡Bueno, yo jamás…!

¿Alguna vez habrá

un gato tan sagaz

como el mágico señor Mistófeles?

Es tranquilo, menudo y todo negro

desde las orejas a la punta de la cola.

Puede deslizarse por el agujero más pequeño

y caminar sobre la baranda más angosta.

Es capaz de sacar cualquier carta del mazo,

y es igual de hábil con los dados.

Siempre nos engaña haciéndonos creer

que en cazar ratones sólo está interesado.

Puede hacer cualquier truco con un tapón

o con una cuchara y un poco de pasta de pescado.

Si alguien busca un cuchillo o un tenedor

creyendo que en otro lugar lo había guardado…

¡Pero si hace un instante lo vio, y luego desapareció!

lo encontrará la semana siguiente tirado sobre el pasto.

Y todos diremos:¡Ah!

¡Bueno, yo jamás…!

¿Alguna vez habrá

un gato tan listo

como el mágico señor Mistófeles?

Sus modales son vagos y reservados;

uno creería que no hay nadie tan tímido…

Pero han oído su voz sobre el tejado

cuando junto al fuego estaba acurrucado.

Aunque, a veces, junto al fuego lo han oído

cuando por el techo se paseaba…

(Al menos todos oímos que alguien ronroneaba)

Y esto es una prueba irrefutable

de sus poderes mágicos incuestionables:

y supe que la familia lo ha llamado

durante horas por el jardín para que entrara,

mientras él dormía en la sala.

¡Y no hace mucho este gato tan marullero

sacó siete gatitos de un sombrero!

Y todos dijimos: ¡Ah!

¡Bueno, yo jamás…!

¿Alguna vez habrá

un gato tan listo

como el mágico señor Mistófeles?

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]    

Mr. Mistoffelees

You ought to know Mr. Mistoffelees!

The Original Conjuring Cat–

(There can be no doubt about that).

Please listen to me and don’t scoff. All his

Inventions are off his own bat.

There’s no such Cat in the metropolis;

He holds all the patent monopolies

For performing suprising illusions

And creating eccentric confusions.

At prestidigitation

And at legerdemain

He’ll defy examination

And deceive you again.

The greatest magicians have something to learn

From Mr. Mistoffelees’ Conjuring Turn.

Presto!

Away we go!

And we all say: OH!

Well I never!

Was there ever

A Cat so clever

As Magical Mr. Mistoffelees!

He is quiet and small, he is black

From his ears to the tip of his tail;

He can creep through the tiniest crack,

He can walk on the narrowest rail.

He can pick any card from a pack,

He is equally cunning with dice;

He is always deceiving you into believing

That he’s only hunting for mice.

He can play any trick with a cork

Or a spoon and a bit of fish-paste;

If you look for a knife or a fork

And you think it is merely misplaced–

You have seen it one moment, and then it is gawn!

But you’ll find it next week lying out on the lawn.

And we all say: OH!

Well I never!

Was there ever

A Cat so clever

As Magical Mr. Mistoffelees!

His manner is vague and aloof,

You would think there was nobody shyer–

But his voice has been heard on the roof

When he was curled up by the fire.

And he’s sometimes been heard by the fire

When he was about on the roof–

(At least we all heard that somebody purred)

Which is incontestable proof

Of his singular magical powers:

And I have known the family to call

Him in from the garden for hours,

While he was asleep in the hall.

And not long ago this phenomenal Cat

Produced seven kittens right out of a hat!

And we all said: OH!

Well I never!

Did you ever

Know a Cat so clever

As Magical Mr. Mistoffelees!

 

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 [ezcol_1half] 

T. S. Eliot

De Old Possum’s Book of Practical Cats

Revista El Jabalí, N° 19,

Buenos Aires, 2009.

Versión de Delia Pasini

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]  

mr_mistofeles

[/ezcol_1half_end] 


 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.