pero el tiempo

 

“¿Qué hay en tu corazón?”, me preguntó la vida.

Era una pregunta tan brusca,

buscaba tan poca excusa,

que quise responder: ¡Nada!


Pero el tiempo (que en pie junto a una columna de piedra

obligó hace mucho a sentarse a todas las catedrales)

me dijo: “¡Mentiroso, ese lugar que en ti

han ocupado las mujeres

sólo en el infierno permanece vacío!”

 

 

 


Vladimir Holan


Pero el tiempo

La gruta de las palabras

Galaxia Gutenberg 2001

Traducción y prólogo de Clara Janés

 vholan


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.