[ezcol_1half]         

The Auroras of Autumn

X

An unhappy people in a happy world—

Read, rabbi, the phases of this difference.

An unhappy people in an unhappy world—

Here are too many mirrors for misery.

A happy people in an unhappy world—

It cannot be. There’s nothing there to roll

On the expressive tongue, the finding fang.

A happy people in a happy world—

Buffo! A ball, an opera, a bar.

Turn back to where we were when we began:

An unhappy people in a happy world.

Now, solemnize the secretive syllables.

Read to the congregation, for today

And for tomorrow, this extremity,

This contrivance of the spectre of the spheres,

Contriving balance to contrive a whole,

The vital, the never-failing genius,

Fulfilling his meditations, great and small.

In these unhappy he meditates a whole,

The full of fortune and the full of fate,

As if he lived all lives, that he might know,

In hall harridan, not hushful paradise,

To a haggling of wind and weather, by these lights

Like a blaze of summer straw, in winter’s nick.

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 

las auroras de otoño

X



Gente infeliz en un mundo feliz-

Lee, rabino, las fases de esta diferencia.

Gente infeliz en un mundo infeliz-

Hay aquí demasiados espejos para la desdicha.

Gente feliz en un mundo infeliz-

No puede ser. No hay nada allí que lubrifique

La lengua expresiva, el colmillo descubridor.

Gente feliz en un mundo feliz-

¡Buffo! Una bar, una ópera, un baile.

Volver adonde estábamos al comienzo:

Gente infeliz en un mundo feliz.

Ahora, solemnizar las sílabas reservadas.

Leer a la congregación, para hoy

Y para mañana, esta extrema necesidad,

Este artilugio del espectro de las esferas,

Tramando un equilibrio para inventar un todo,

El genio vital que nunca flaquea,

Cumpliendo con sus meditaciones, grandes y pequeñas.

En éstas, infelices, él medita una totalidad,

El pleno de fortuna y el pleno de destino,

Como si viviera todas las vidas que pudiese conocer,

En el pasaje de la bruja, no el paraíso silencioso,

Para una disputa de viento y tiempo, junto a esas luces

Como una llamarada de paja estival, en el cenit del invierno.

[/ezcol_1half_end]   

 

 

 

 


Wallace Stevens

Las auroras de otoño y otros poemas, X

Visor Libros

2012 Madrid

Versión de Jenaro Talens

 

 

 

 

 

 


 

Como no es infrecuente en Wallace Stevens, este poema está dividido en diez partes;

hemos comenzado publicando la X

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna