rené char

 

 

 

la salida de la noche

 

 

 

De la flor que caliento doblo los pétalos, ensombrezco la corola.

El tiempo desgarra y poda. De él se aleja un fulgor: nuestro cuchillo.

La primavera te captura y el invierno te emancipa, país de saltos de amor.

La estrella me devuelve el dardo de avispa que en ella se había hundido.

Vela, rostro inclinado; tú riegas el corazón de las cabras en los picachos.

 

 

 

 

 

la montée de la nuit

 

 

 

La fleur que je réchauffe, je double ses pétales, j’assombris sa corolle.

Le temps déchire et taille. Une lueur s’en éloigne : notre couteau.

Le printemps te capture et l’hiver t’émancipe, pays de bonds d’amour.

L’étoile me rend le dard de guêpe qui s’était enfoui en elle.

Veille, visage penché, tu irrigues le cœur des chèvres sur les pics.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención