[ezcol_1half]        

XIII

Voller Apfel, Birne und Banane,

Stachelbeere… Alles dieses spricht

Tod und Leben in den Mund… Ich abne…

Lest es einem Kind vom Angesicht,

wenn es sie erschmeckt. Dies kommt von weit.

Wird euch langsam namenlos im Munde?

Wo sonst Worte waren, fliessen Funde,

aus dem Fruchtfleisch überrascht befreit.

Wagt zu saen, was ihr Apfel nennt.

Diese Süsse, die sich erst verdichtet,

um, ins Schmecken leise aufgerichtet,

klar zu werden, wach and transparent,

doppeldeutig, sonnig, erdig, hiesig-:

O Erfahrung, Fühlung, Freude -riesig!

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]  

XIII

Manzana en sazón, pera, plátano

frambuesas… Todo ello habla

de vida y muerte en la boca… Presiento…

Leedlo en el rostro de un niño,

cuando las paladea. Lejano es su origen.

¿No se os borra lentamente el nombre de la boca?

Donde no había sino palabras, fluyen hallazgos,

lenta y sabrosamente emancipados de la pulpa frutal.

Atreveos a decir a qué llamâis manzana.

Esa dulzura condensada al principio y que luego,

suavemente erguida en el gusto,

se esclarece y despierta y transparece.

Doblemente significativa, fébica y terrestre, de este mundo.

¡Oh experiencia, sensación, alegria gigantesca!

[/ezcol_1half_end]

Rainer María Rilke

Sonetos a Orfeo

Edición bilingüe

Prólogo y traducción de Carlos Barral

Editorial Lumen

Título original: Die  Sonette an Orpheus

Segunda edición, 1995

Barcelona


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.