Tú no tienes nombre.

Tal vez nada lo tenga.

 

Pero hay tanto humo repartido en el mundo,

tanta lluvia inmóvil,

tanto hombre que no puede nacer,

tanto llanto horizontal,

tanto cementerio arrinconado,

tanta ropa muerta

y la soledad ocupa tanta gente,

que el nombre que no tienes me acompaña

y el nombre que nada tiene crea un sitio

en donde está de más la soledad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. caballo

    ¡Gracias, Master!

    Otro vertical -y además con sus signos de libro y número-…

    ¿estás haciendo alguna trampa en la vida del mundo poético para

    manejar semejante riqueza? Mmmmm.

    Con todo, gracias, claro.

    Un abrazo

    narcisodaa

    Responder
  2. angel

    He mirado la chuleta de las categorías,

    no ha sido difícil.

    Lo cierto es que es una selección buenísima, leo y no me salto nada,

    que es raro en mi. Este Juarroz es el hombre respuesta. Vaya que si.

    abrazo

    Ángel

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna