[ezcol_1third]  

 

Sin el misterio, todo sería poco,

tal vez nada. Y creador del misterio

es el poeta.

Para el creador nunca hay nada por

hacer.

Pero lo que el creador hace es la

prueba de que había algo por hacer.

En estos poemas cualquier palabra

podría ser la última, hasta la primera.

Y sin embargo lo último sigue.

 

antonio porchia

DUODÉCIMA

POESÍA

VERTICAL

[1991]

  

XII : 51

 

[/ezcol_1third] [ezcol_2third_end]

 

Unas puertas tan perfectas

que no parecen levantadas

para pasar por ellas.

 

Unas puertas tan perfectas

como para quedarse

para siempre en una puerta.

 

Y desde allí

ver pasar todas las cosas,

sin entrar ni salir.

 

 [/ezcol_2third_end]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

juarroz, roberto

Poesía vertical :tomo 2- 1ª ed.- Buenos Aires: Emecé Editores, 2005

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna