[ezcol_1half]         

Gravities

High-riding kites appear to range quite freely,

Though reined by strings, strict and invisible.

The pigeon that deserts you suddenly

Is heading home, instinctively faithful.

Lovers with barrages of hot insult

Often cut off their nose to spite their face,

Endure a hopeless day, declare their guilt.

Re-enter the native port of their embrace.

Blinding in Paris, for his party-piece

Joyce named the shops along O’Connell Street

And on Iona Colmcille sought ease

By wearing Irish mould next to his feet.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]  

Gravitaciones

Cabalgando allá arriba las cometas parecen alinearse a su antojo

Aunque frenadas por las cuerdas, invisibles y estrictas.

La paloma que te abandona de repente

Se dirige hacia casa, instintivamente fiel.

Los amantes con andanadas de insultos calientes

A menudo se cortan la nariz para desfigurar su rostro,

Afrontan un día sin esperanza, declaran su culpabilidad.

Para volver a entrar en el nativo puerto de su abrazo.

Mientras enceguecía en París, para sus escenas,

Joyce nombraba las tiendas de la calle O’Connell

Y en lona, Colmcille buscó sosiego

Llevando moho irlandés junto a sus pies.

[/ezcol_1half_end]

SEAMUS HEANEY

MUERTE DE UN NATURALISTA

DEATH OF A NATURALIST

Traducción de Margarita Ardanaz

Edición bilingüe

Hiperión

1996


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna