Ven a vivir conmigo, y sé mi amor,

y nuevos placeres probaremos

de doradas arenas, y arroyos cristalinos;

con sedales de seda, con anzuelos de plata.

Discurrirá entonces el río susurrante

más que por el sol, por tus ojos calentado,

y allí se quedarán los peces enamorados,

suplicando que a sí puedan revelarse.

Cuando tú en ese baño de vida nades,

los peces todos de todos los canales

hacia ti amorosamente nadarán,

más felices de alcanzarte, que tú a ellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

John Donne

Seducción
nuestras versiones


 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. caballo

    Pero esto sólo es una traducción…

    ¿no tiene un poema original, el que el poeta escribió

    con sus palabras para decir lo que quiso exactamente decir?

    Mmmmm

    Gracias

    Narciso

    Responder
  2. angel

    Voy a buscarlo…

    Y el poema de Syzymborska? el anterior? andestá? era muy bueno…

    Ángel

    Responder
  3. angel

    Vaya, está incompleto , creo que voy a completarlo y a intentar traducirlo…

    Ángel

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.