es considerada como una pionera en el género de la poesía confesional,

un término usado para definir poemas que se centran en el individuo.

Su experiencia, su psique, su trauma y similares. Su primera colección de

poesía El coloso y otros poemas se publicó en 1960. Plath se suicidó, a la

edad de 30 años, el 11 de febrero de 1963, al colocar la cabeza en el horno

con el gas encendido. Algunos de sus poemas más conocidos fueron escritos

en los meses previos a su suicidio. Fueron publicados después de su muerte

como parte de su reconocida colección de poesía Ariel.

 

The Munich Mannequins
Perfection is terrible, it cannot have children.
Cold as snow breath, it tamps the womb
Where the yew trees blow like hydras,
The tree of life and the tree of life
Unloosing their moons, month after month, to no purpose.
The blood flood is the flood of love,

The absolute sacrifice.
It means: no more idols but me,

Me and you.
So, in their sulfur loveliness, in their smiles

These mannequins lean tonight
In Munich, morgue between Paris and Rome,

Naked and bald in their furs,
Orange lollies on silver sticks,

Intolerable, without mind.
The snow drops its pieces of darkness,

Nobody’s about. In the hotels
Hands will be opening doors and setting

Down shoes for a polish of carbon
Into which broad toes will go tomorrow.

O the domesticity of these windows,
The baby lace, the green-leaved confectionery,

The thick Germans slumbering in their bottomless Stolz.
And the black phones on hooks

Glittering
Glittering and digesting

Voicelessness. The snow has no voice.

28 January 1963
los maniquíes de München

 

 

 

 

La perfección es terrible, no puede tener hijos.

Fría como el aliento de la nieve, azolva el útero

Donde los tejos bufan como hidras,

El árbol de la vida y el árbol de la vida

Liberando sus lunas, mes tras mes, sin ningún propósito.

La profusión de sangre es profusión de amor,

El sacrificio absoluto.

Significa: ningún ídolo salvo yo,

Yo y tú.

Así, con su sulfurosa belleza, con sus sonrisas

Estos maniquíes se inclinan esta noche

En München, depósito de cadáveres entre París y Roma,

Desnudos y calvos bajo sus abrigos de piel,

Piruletas de naranja con palitos de plata,

Intolerables, sin mente.

La nieve disemina sus fragmentos de oscuridad,

No hay nadie alrededor. En los hoteles,

Manos abriendo puertas, dejando zapatos fuera,

Preparados para recibir un buen lustre de carbón

Y albergar por la mañana una decena de dedos gruesos.

Ah, la domesticidad de estos escaparates,

Con sus encajes de niños, sus dulces de verde follaje,

Sus espesos [757] alemanes dormitando en su insondable Stolz [758].

Y los teléfonos negros colgados en sus ganchos,

Reluciendo,

Reluciendo y digiriendo

Su mudez. La nieve no tiene voz.

 

 

28 de enero de 1963

 

 

 

 

 

 

 

En este poema, Sylvia Plath relata su experiencia en un viaje a la ciudad alemana de Munich.

A principios de la década de 1960, los modelos de moda ganaban popularidad, especialmente

los de Alemania. Además, en ese momento, los modelos a veces se denominaban maniquíes;

De ahí el título de los maniquíes muniches. El poema expresa la toma de Plath sobre la superficialidad

en el mundo de los modelos de moda. El poema comienza con las famosas líneas mencionadas

anteriormente que sugieren que, al igual que los maniquíes inanimados, las modelos no pueden

tener hijos, ya que no pueden arriesgar su «perfección» al quedar embarazadas. En otra famosa

línea del poema, Plath se refiere a la conservadora Múnich como la «morgue entre París y Roma».

Los Maniquíes de Múnich son populares por ser un poderoso comentario sobre la percepción creada

por los medios de una forma femenina ideal y la percepción de una mujer ideal, en general, en una

sociedad dominada por hombres.

 

 

 

[756] No hace mucho, publiqué un artículo explicando la necesidad de mantener

los topónimos originales de cada país, pues la solución que existe ahora (traducir

sólo una docena de ellos, entre los millones que existen) me parece del todo incoherente

—y muy molesta, a la hora de trabajar. ¿Por qué diablos traducimos London y no

Liverpool, por ejemplo? ¿Por qué París o Marsella, y no Lyon o Rennes/Roazhon?

¿Por qué ―El toro de Bendylaw‖ y no ―Los maniquíes de München‖? Pues bien,

ese artículo se titulaba, precisamente, ―Munich no existe‖. (N. del T.) <<

[757] También en el sentido de ―molesto‖, e incluso de ―lerdo‖, como en inglés. <<

[758] Del latín stultitia. Orgullo, arrogancia, soberbia…, en alemán. (N. del T.)

____________________________________

Sylvia Plath

De: “Poesía Completa, 1963”
Edición de Ted Hughes
Recogido en: Poesía Completa – Sylvia Plath 1956-1963
Traducción de Xoán Abeleira
Bartleby Editores – Edición bilingüe – 2009

___________________________________

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Vlad

    Sólo me hago una pregunta ¿explicó Sylvia en alguna ocasión el tema de este poema? Lo digo porque yo no lo interpretó así. Claro que esto no significa que yo haya acertado ni siquiera que Sylvia escribiera sobre un tema concreto.
    Gracias

    Responder
  2. NdAlfonso

    Vlad: no lo sé. Cabe suponer que si lo hubiera hecho, el autor
    del comentario -que es solamente ilustrativo- nos lo diría. pero
    puede que comentara el poema y que el que escribe este
    comentario no lo supiera. También cabe que TH [le nombran así]
    lo haya comentado, tampoco lo sé.

    Personalmente me sobran e incluso molestan los comentarios:
    prefiero los poemas en seco, sin añadiduras impropias.
    Quizá los del traductor estén justificados: para mí tampoco.
    Pero como hemos decidido colgar los poemas para que otras
    personas los lean, parece -parece- que conviene ilustrarlos
    un poco, según la costumbre; busqué el poema original en una
    página de norteamérica, donde es frecuente comentar y analizar
    los poemas.
    No se trata de una justificación, Vlad, sino de lo que ha sido
    la transcripción de este poema.

    Responder
  3. NdAlfonso

    Por cierto: cuando ya estaba transcrito a esta
    página, me di cuenta de que había dos palabras
    sustituidas por puntos: se trataba de womb y
    de naked.
    No sé qué página puede ejercer tal censura, no lo
    recuerdo, pero así fue.

    N

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna