Escúchalo aquí recitado por Tomás Galindo

Escúchalo aquí recitado en inglés por T. S. Eliot

Escúchalo aquí recitado en inglés por Marlon Brando

 

 

 

t. s. eliot

los hombres huecos

 

 

the hollow men

 

Mistah Kurtz-he dead

A penny for the Old Guy

 

I

We are the hollow men
We are the stuffed men
Leaning together
Headpiece filled with straw. Alas!
Our dried voices, when
We whisper together
Are quiet and meaningless
As wind in dry grass
Or rats’ feet over broken glass
In our dry cellar

Shape without form, shade without colour,
Paralysed force, gesture without motion;

Those who have crossed
With direct eyes, to death’s other Kingdom
Remember us-if at all-not as lost
Violent souls, but only
As the hollow men
The stuffed men.

II

Eyes I dare not meet in dreams
In death’s dream kingdom
These do not appear:
There, the eyes are
Sunlight on a broken column
There, is a tree swinging
And voices are
In the wind’s singing
More distant and more solemn
Than a fading star.

Let me be no nearer
In death’s dream kingdom
Let me also wear
Such deliberate disguises
Rat’s coat, crowskin, crossed staves
In a field
Behaving as the wind behaves
No nearer-

Not that final meeting
In the twilight kingdom

III

This is the dead land
This is cactus land
Here the stone images
Are raised, here they receive
The supplication of a dead man’s hand
Under the twinkle of a fading star.

Is it like this
In death’s other kingdom
Waking alone
At the hour when we are
Trembling with tenderness
Lips that would kiss
Form prayers to broken stone.

IV

The eyes are not here
There are no eyes here
In this valley of dying stars
In this hollow valley
This broken jaw of our lost kingdoms

In this last of meeting places
We grope together
And avoid speech
Gathered on this beach of the tumid river

Sightless, unless
The eyes reappear
As the perpetual star
Multifoliate rose
Of death’s twilight kingdom
The hope only
Of empty men.

V

Here we go round the prickly pear
Prickly pear prickly pear
Here we go round the prickly pear
At five o’clock in the morning.

Between the idea
And the reality
Between the motion
And the act
Falls the Shadow

For Thine is the Kingdom


Between the conception

And the creation
Between the emotion
And the response
Falls the Shadow

Life is very long


Between the desire

And the spasm
Between the potency
And the existence
Between the essence
And the descent
Falls the Shadow

For Thine is the Kingdom


For Thine is

Life is
For Thine is the

 

This is the way the world ends
This is the way the world ends
This is the way the world ends
Not with a bang but a whimper.

 

 

 

The Hollow Men by T.S. Eliot

1. Mistah Kurtz: a character in Joseph Conrad’s «Heart of Darkness.»

2. A…Old Guy: a cry of English children on the streets on Guy Fawkes Day,
November 5, when they carry straw effigies of Guy Fawkes and beg for money
for fireworks to celebrate the day. Fawkes was a traitor who attempted with
conspirators to blow up both houses of Parliament in 1605; the «gunpowder plot»
failed.

3. Those…Kingdom: Those who have represented something positive and direct
are blessed in Paradise. The reference is to Dante’s «Paradiso».

4. Eyes: eyes of those in eternity who had faith and confidence and were a force
that acted and were not paralyzed.

5. crossed stave: refers to scarecrows

6. tumid river: swollen river. The River Acheron in Hell in Dante’s «Inferno».
The damned must cross this river to get to the land of the dead.

7. Multifoliate rose: in dante’s «Divine Comedy» paradise is described
as a rose of many leaves.

8. prickly pear: cactus

9. Between…act: a reference to «Julius Caesar»
«Between the acting of a dreadful thing/And the first motion, all the interim is/Like
a phantasma or a hideous dream.»

10. For…Kingdom: the beginning of the closing words of the Lord’s Prayer.

 

 

 

los hombres huecos

 

Mistah Kurtz-he dead

A penny for the Old Guy

I

Somos los hombres huecos
somos los hombres rellenos
apoyados uno en otro
la mollera llena de paja. ¡Ay!
Nuestras voces resecas, cuando
susurramos juntos
son tranquilas y sin significado
como viento en hierba seca
o patas de ratas sobre cristal roto
en la bodega seca de nuestras provisiones

Figura sin forma, sombra sin color,
fuerza paralizada, gesto sin movimiento;

los que han cruzado
con los ojos derechos, al otro Reino de la muerte
nos recuerdan —si es que nos recuerdan— no como
perdidas almas violentas, sino sólo
como los hombres huecos
los hombres rellenados.

II

Ojos que no me atrevo a encontrar en sueños
en el reino de sueño de la muerte
esos ojos no aparecen:
ahí, los ojos son
luz del sol en la columna rota
ahí, hay un árbol meciéndose
y las voces son
en el canto del viento
más lejanas y más solemnes
que una estrella que se apaga.

No me acerque yo más
en el reino de sueño de la muerte
revístame yo también
de tan deliberados disfraces
pelaje de rata, piel de cuervo, palos cruzados
en un campo
comportándome igual que el viento
sin acercarme más…

No ese encuentro final
en el reino crepuscular.

III

Esta es la tierra muerta
esta es tierra de cactus
aquí se elevan las imágenes
de piedra, aquí reciben
la súplica de la mano de un muerto
bajo el titilar de una estrella que se apaga.

Así es
en el otro reino de la muerte
despertar solo
a la hora en que
temblamos de ternura
labios que querrían besar
forman oraciones a piedra rota.

IV

Los ojos no están aquí
no hay ojos aquí
en este valle de estrellas que mueren
en este valle hueco
la quijada rota de nuestros reinos perdidos

en éste, el último de los lugares de encuentro
vamos a tientas juntos
y evitamos hablar
reunidos en esta playa del río hinchado

sin vista, a no ser que
reaparezcan los ojos
como la estrella perpetua
rosa multifoliada
del crepuscular reino de la muerte
la esperanza solamente
de hombres vacíos.

V

Al corro del higo chumbo
al higo chumbo higo chumbo
al corro del higo chumbo
a las cinco de la mañana.

Entre la idea
y la realidad
entre el movimiento
y el acto
cae la Sombra

porque Tuyo es el Reino

Entre la concepción
y la creación
entre la emoción
y la respuesta
cae la Sombra

la Vida es muy larga

Entre el deseo
y el espasmo
entre la potencia
y la existencia
entre la esencia
y el descenso
cae la Sombra

pues Tuyo es el Reino

pues Tuyo es
la Vida es
pues Tuyo es el

Así es como acaba el mundo
Así es como acaba el mundo
Así es como acaba el mundo

No con un estallido sino con un quejido.

 

T. S. Eliot, 1925
De: «Cuatro Cuartetos», 1943

Traducción de José María Valverde

 

 

Los hombres huecos
Así es como acaba el mundo.
Así es como acaba el mundo.
Así es como acaba el mundo.
No con un estallido, sino con un gemido.

» Los hombres huecos » (1925) es un poema del escritor modernista TS Eliot . Como gran parte de su trabajo, sus temas son superpuestos y fragmentarios, relacionados con la Europa posterior a la Primera Guerra Mundial bajo el Tratado de Versalles (que Eliot despreció: compare «Gerontion»), la desesperanza, la conversión religiosa, la redención y, según algunos críticos, su fracasar el matrimonio con Vivienne Haigh-Wood Eliot. Fue publicado dos años antes de que Eliot se convirtiera al anglicanismo . 

Dividido en cinco partes, el poema tiene 98 versos. El obituario de Eliot en el New York Times de 1965 identificó las últimas cuatro como «probablemente las líneas más citadas de cualquier poeta del siglo XX que escriba en inglés». 

Como en la mayoría de los poemas de Eliot, los personajes parecen seguir un viaje físico o espiritual, o ambos. El poema parece seguir el viaje de un alma mortal a otro mundo. Estos «hombres huecos» hablan en primera persona del plural, y tienen conciencia, humildad y reconocimiento de su culpa y su condición de almas quebrantadas y perdidas.

Los «hombres huecos» no logran transformar sus movimientos en acciones, sus pensamientos en creaciones, sus deseos en logros. Esta conciencia de la división entre pensamiento y acción, sumada a la conciencia de los “diferentes reinos de la muerte” y un diagnóstico agudo de su vacío, les impide progresar y romper su esterilidad espiritual. En la sección final, cuando el poema y el viaje llegan a su fin, ven el «horror, el horror» que Kurtz ve Into the Heart of Darkness . Hay un colapso total del lenguaje, la oración y el espíritu, traducido por el aspecto sincopado de la sección y resumido en las últimas líneas «Así termina el mundo / No en un boom, sino en un susurro» .

Más tarde, Eliot afirmó haber creado el título The Hollow Men combinando los títulos de la novela The Hollow Land de William Morris y el poema The Broken Men de Rudyard Kipling, pero es posible que esta fuera una de las muchas mistificaciones. y el título tiene su origen de manera más transparente de Julio César de Shakespeare, o el personaje de Kurtz en el corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, llamado «farsa» y «hueco en el centro» .

Los dos epígrafes del poema Messa Kurtz, él muerto y Un centavo para el viejo, son alusiones al personaje de Conrad (en En el corazón de las tinieblas ) para el primero, y a Guy Fawkes para el segundo. Este último había intentado incendiar el Parlamento inglés, y su efigie de un hombre de paja se quema todos los años en el Reino Unido durante la noche de Guy Fawkes , la5 de noviembre. El título de Eliot, The Hollow Men, también puede referirse a las hogueras que acompañan a la celebración de Hallows Eve, la 31 de octubre que, en los Estados Unidos en particular, se confunde con las celebraciones de Guy Fawkes durante el siglo XIX. 

Algunos críticos han leído el poema desde tres perspectivas, cada una representando una fase del paso de un alma a uno de los reinos de la muerte («reino de los sueños de la muerte», «reino del crepúsculo de la muerte» y «el reino de la muerte», otro reino de la muerte). Eliot describe cómo los vivos desean ser vistos por «Los que han pasado / Con ojos directos […] no tan perdidos / Almas violentas, sino solo / Como hombres huecos / Borrachos» . La imagen de los ojos ocupa un lugar importante en el poema, en particular en uno de los versos más famosos de Eliot: «Ojos que no me atrevo a encontrar en un sueño». Estos ojos también se refieren a la Beatriz de Dante .

El poeta retrata las figuras «Reunidas en esta playa del río crecido», con una influencia considerable del tercer y cuarto himno del infierno de Dante que describe el Limbo, el primer círculo del infierno, que muestran al hombre incapaz de cruzar o incluso de rezar por la redención; incapaz, por tanto, de hablar con Dios. Bailando «alrededor de la tuna «, las figuras adoran a dioses falsos, que recuerdan a los niños y reflejan la interpretación de Eliot de la cultura occidental después de la Primera Guerra Mundial .

La última estrofa es quizás la poesía más citada de Eliot:

Así es como acaba el mundo.
Así es como acaba el mundo.
Así es como acaba el mundo.
No con un estallido, sino con un gemido.

(Pierre Leyris traducido como «Así es como termina el mundo / No en un boom, sino en un susurro» ).

Cuando se le preguntó en 1958 si volvería a escribir estas líneas, Eliot respondió negativamente:

Una de las razones es que, si bien la asociación de la bomba H es irrelevante, hoy en día sería motivo de preocupación para todos. Otra es que no es seguro que el mundo acabe con ninguno de los dos. Las personas cuyas casas fueron bombardeadas le dijeron que no recordaban ningún sonido.

Otras referencias importantes son el Padrenuestro , Julio César de Shakespeare y Un paria de las islas Joseph Conrad (para la cita «La vida es muy larga» , que se encuentra en la Sección V).

El poema se publicó por primera vez en 23 de noviembre de 1925, en la antología Poems: 1909-1925 .

Eliot solía recopilar poemas y fragmentos de poemas para integrarlos en ciclos. Esto se ve claramente en este poema, así como más tarde para el Miércoles de Ceniza .

Incorpora poemas publicados anteriormente en Les Hommes hollow , que se convierten así en parte de una obra más amplia. En el caso de Hollow Men , ya se habían publicado cuatro de las cinco secciones del poema:
«Poema», publicado en la edición de invierno de 1924 de Commerce , se convirtió en la primera parte de Hollow Men . A continuación, el poema se coloca delante de una traducción al francés de Saint-John Perse .
En el número de Noviembre de 1924 de Chapbook , Dream Songs of Doris tenía los tres poemas: «Los ojos que he visto por última vez en lágrimas» , «El viento se levantó hasta cuatro horas» y «Esta es la tierra muerta» . El tercer poema se convirtió en la tercera parte de Hollow Men .
Tres poemas de Eliot aparecen en el número de Enero de 1925 de su revista Criterion: «Ojos que no me atrevo a ver en un sueño» , «Ojos que vi por última vez en lágrimas» y «Los ojos no están aquí» . El primer poema se convirtió en la Parte II de Hollow Men y el tercero en la Parte IV.
El número Marzo 1925 de Dial publicó The Hollow Men , I-III, que finalmente se transformó en The Hollow Men, Partes I, II y IV en Poems: 1909-1925 .

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.