Siete tipos de ambigüedad

Casi te llamó, otra vez, anoche. ¿Puedes imaginarlo, después de todo este tiempo?

Él puede. Se imagina llamándote o encontrándose contigo por casualidad.

Dependiendo del clima, te imagina en uno de esos vestidos tuyos de algodón,

estampado de flores, o en vaqueros desteñidos y un grueso jersey de lana abrochado

sobre una camisa de cuadros, bebiendo café en una taza, ojeando

con tus gafas de concha un libro de poesía mientras llueve.

Él piensa en ti con tu pelo recogido detrás y ese dulce perfume tan característico en

tu cuello. Te imagina así cuando está en el tren, en el supermercado, en casa de sus

padres, de noche, solo, y cuando está con una mujer.

Seven Types of Ambiguity

He nearly called you again last night. Can you imagine that, after all this time?

He can. He imagines calling you or running into you by chance.

Depending on the weather, he imagines you in one of those cotton dresses

of yours with flowers on it or in faded blue jeans and a thick woollen button-up

cardigan over a checked shirt, drinking coffee from a mug, looking through

your tortoiseshell glasses at a book of poetry while it rains.

He thinks of you with your hair tied back and that characteristic sweet scent

on your neck. He imagines you this way when he is on the train, in the supermarket,

at his parents’ house, at night, alone, and when he is with a woman.

 

 

 


Elliot Perlman

de la novela Siete tipos de ambigüedad

2003

En español, Ambigüedad

Emecé, 2006

Traducción José Luis Justes Amador


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.