Una bonita manera de dormirse

es cerrar los ojos y mirar su fondo oscuro,

por un momento. Movimientos de sombras

invadiendo lateralmente la visión,

puntitos de luz frontales encienden y apagan su color.

Un micro universo, inalcanzable y cercano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ángel Ferrer

Inédito


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.