SONNET DU TROU DU CUL


Obscur et froncé comme un œillet violet

Il respire, humblement tapi parmi la mousse

Humide encor d’amour qui suit la fuite douce

Des Fesses blanches jusqu’au cœur de son ourlet.

Des filaments pareils à des larmes de lait

Ont pleuré, sous le vent cruel qui les repousse,

À travers de petits caillots de marne rousse

Pour s’aller perdre où la pente les appelait.

Mon Rêve s’aboucha souvent à sa ventouse;

Mon âme, du coït matériel jalouse,

En fit son larmier fauve et son nid de sanglots.

C’est l’olive pâmée, et la flûte caline;

C’est le tube où descend la céleste praline:

Chanaan féminin dans les moiteurs enclos!

Este poema, escrito -al menos firmado- conjuntamente por Rimbaud y Verlaine,

es intraducible, dada la cantidad de juegos de palabras, referencias de sentido

ambiguo o múltiple, palabras con significado doble (culto-popular) y hasta bromas

internas que contiene. Damos a continuación una versión literal sólo a título

informativo, pero el texto español casi no tiene nada que ver con el francés.

Para ejemplo basta decir que «œillet» significa tanto «clavel» como «ojete», por lo

que «œillet violet» podría traducirse como «clavel violeta» o como «ojete amoratado»,

entre otras posibilidades.


SONETO DEL AGUJERO DEL CULO


Oscuro y fruncido como un clavel violeta

respira, humildemente agazapado entre la espuma

húmeda aún de amor que sigue al dulce desliz

por las nalgas blancas hasta el corazón de su pliegue.

Filamentos como lágrimas de leche 

han llorado, bajo el viento cruel que los empuja,

a través de pequeños coágulos de rojizo lodo

para perderse donde la pendiente los llamaba.

Mi sueño se apegó a menudo a su respiradero;

mi alma, del coito material celosa,

lo hizo su rojo lagrimal, nido de sollozos.

Es la aceituna desfalleciente, y la flauta mimosa;

es el tubo donde desciende la celeste almendra,

Canaán femenino por el sudor cercado.


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna